Tigers
"No existe espíritu demasiado joven para iniciar su propio viaje. Las bases de nuestra moral, valores y carácter se forman en los primeros años de la vida."

 

El programa de estudios ATA Tiger se desarrolló específicamente para niños en edad preescolar de 3 a 6 años. Este programa ofrece a los niños una base sólida en valores esenciales del carácter como cortesía, respeto y disciplina. Además, el programa está diseñado para mejorar las habilidades motoras de los niños y su capacidad de prestar atención y seguir las instrucciones.

Este plan de estudios proporciona a sus alumnos los métodos de entrenamiento más divertidos y emocionantes disponibles para este grupo de edad. Además, trabaja en conjunto con otros programas, haciendo hincapié en los mismos temas mensuales importantes y el sistema de valores.

El rango y el sistema de exámenes utilizado por los Tigers es diferente que las otras categorías.

Los Tigers pueden ganar ocho parches de animales coleccionables para mostrar en sus cinturones:

  • Tortuga para el cinturón blanco.
  • Tigre para el cinturón naranja.
  • Chita para el cinturón amarillo.
  • León para el cinturón camuflado.
  • Águila para el cinturón verde.
  • Fénix para el cinturón púrpura.
  • Dragón para el cinturón azul.
  • Cobra para el cinturón café.
  • Pantera para el cinturón rojo.

Los ocho parches, según se ganan, son exhibidos en el cinturón del niño.

 



Los Beneficios de ATA Tigers


Nuestro programa de estudios ATA Tigers proporciona las actitudes necesarias para que los preescolares y sus padres puedan disfrutar los beneficios en su edad de niñez y juventud.


Uno de los principios fundamentales de todas las artes marciales es el enfoque en la autodisciplina. Los niños de hoy están tan acostumbrados a recibir premios que las lecciones de autocontrol y disciplina no siempre son fáciles de lograr. Sin embargo, los niños que poseen bases en las artes marciales desde pequeños, recuerdan continuamente que es esencial la autodisciplina.
Los niños que no progresan en entornos altamente sociales pueden encontrar más fácil llegar a conocer a la gente y hacer nuevos amigos cuando están en una habitación llena de compañeros que comparten un interés común. Los niños en el patio de recreo no siempre tienen mucho en común, pero los practicantes de las artes marciales son capaces de conocerse entre sí a través de actividades compartidas. La formación dirigida por los instructores busca fomentar la camaradería, ya que las clases se desarrollan con trabajos en parejas y de esta forma permite a los niños desarrollar sus habilidades en conjunto.
Limitar el tiempo frente a las pantallas es una gran idea cuando se trata de sacar a los niños del sofá y animarlos a ser más activos, pero no irán muy lejos sin un objetivo. Matricular a un niño inactivo en un pasatiempo tan físico reduce el estilo de vida sin actividad física y les entrega una actividad agradable que les inspira a seguir en movimiento.
La mayoría de las artes marciales se basan en un sistema de crecimiento a través de cinturones de colores que significan el grado de habilidad del alumno. Cuando su hijo o hija se esfuerza por cada nuevo cinturón, está aprendiendo valiosas lecciones sobre cómo establecer y alcanzar sus metas.
La confianza viene con el logro, por lo que el nivel de autoestima de su hijo o hija aumentará con cada nuevo movimiento que domine y cada cinturón que gane. Los niños que comienzan con una baja autoestima por lo general se vuelven más seguros a medida que progresan con el tiempo mientras están inscritos en una clase de artes marciales. Este beneficio es el factor clave para evitar problemas actuales como el BULLYNG.
Aprender nuestro Taekwondo Songahm requerirá que su hijo o hija muestre a sus instructores un riguroso respeto. La cultura infantil de hoy en día no siempre incluye el respeto por la autoridad, los adultos o los que están en posiciones avanzadas. Cuando los niños van a su clase de Taekwondo, sin embargo, aprenderán lecciones de respeto junto con nuevos movimientos.
Muchas personas piensan que las artes marciales promueven el comportamiento violento, y esto se justifica por lo que se ve en la televisión o las películas. Por el contrario, el Taekwondo de ATA enseña a los niños las habilidades pacíficas de resolución de conflictos y destacan la importancia de evitar un altercado físico.
Con el fin de dominar las habilidades que se les enseña y avanzar a su siguiente rango, se les enseñara a los niños a mejorar sus habilidades de escuchar y por consiguiente de poner atención a través de la instrucción verbal y el trabajo uno-a-uno en su salón de clases que entregan nuestros instructores.
Ya sea que estén rompiendo tablas para obtener un nuevo cinturón o realizando sparring en un entorno de práctica para dominar una nueva técnica, hay pocas cosas que su hijo o hija harán por su cuenta en sus clases de artes marciales. Trabajar en equipo para instruirse en cosas nuevas y lograr metas es una lección de vida importante para que los niños aprendan, y a través de las artes marciales ayudamos a su hijo a comprender esto de la mejor manera posible.

It's Tigers Time

previous arrow
next arrow
Shadow
Slider